KANT y RAWLS vs IGLESIAS y RIVERA: Apuntes de un friki de la filosofía política.

No voy a entrar en los lapsus que se puedan cometer en un debate después de unas cuantas horas, pero es un dato que Rivera al menos conocía a John Rawls. Es evidente que no todo el mundo conozca a uno de los pensadores más destacados en el ámbito de la filosofía jurídica y política del SXX. Hice una prueba y metí comentarios en varios muros de algunas emisoras al día siguiente que estaban comentándolo y desde luego parece que paso “desapercibido”.
La verdad llevo días intentando simplificar su pensamiento, pero es tan complejo como el de Kant , salvando las distancias, por lo que solo dejo un par de notas para el que quiera profundizar.
En su libro “Liberalismo político”, Rawls se inspira en Kant sobre todo, pero por supuesto reelabora la teoría contractualista de Hobbes, Locke, Rousseau . Pero ya en su libro “Teoría de la Justicia”, proponía su concepto de “la justicia como equidad”, de forma que conecta de forma igualitaria principios asociados al liberalismo clásico de los derechos individuales y de la propiedad, con la necesidad de una distribución de la riqueza claramente asociada la teorías marxistas, más o menos radicales.
Es quizás, el primero en teorizar sobre lo que se conoce como “tercera vía”, cuyo padre intelectual es el sociólogo Anthony Giddens, asesor de Tony Blair ( Anthony Charles Lynton Blair) Premier Británico del partido laborista que fue su instaurador.
Para resolver el problema de conjugar liberalismo con socialismo propone lo que llama “principio de la diferencia”, que exige elevar al máximo las posibilidades económicas de los miembros menos favorecidos de la sociedad.
Así por ejemplo Lionel Jospin en Francia y Romano Prodi en Italia esta opción les dio la oportunidad de hablar de un gobierno sin rótulos ideológicos como de izquierda o de derecha.
Desde luego la tercera vía desde el punto de vista de eficacia puede ser una solución a la crisis de consenso que se viene sufriendo desde la última crisis del 2007 al conjugar aspectos de la socialdemocracia con el liberalismo en lo económico, quizás en un último intento por mantener el concepto de Estado de Bienestar que ya no existe en casi ningún país, ni en los nórdicos

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s